domingo, 20 de agosto de 2017

14 Consejos para domesticar a tu erizo de tierra

Categorías

Entre las preguntas más frecuentes de dueños de erizos de tierra se encuentran: ¿cómo hacer que mi erizo sea más sociable? ¿cómo lograr que mi erizo de tierra me quiera? ¿por qué mi erizo de tierra es tan enojón? ¿es normal que mi erizo de tierra se asuste tanto?

Si te sientes identificado con alguna de estas preguntas, entonces te recomiendo intentar los siguientes consejos, para que logres tener una buena relación con tu erizo, sin morir en el intento.

Erizo de tierra durmiendo
Fotografía tomada por Nat Talone, de su eriza Regina Erizabeth

Entendiendo al erizo de tierra

Lo primero que debes hacer es comprender el por qué tu erizo se comporta de esa manera tan poco amistosa. Los erizos de tierra son por naturaleza muy tímidos, y frente a cualquier situación que los asuste o los intimide lo primero que harán será erizarse, saltar y/o tomar forma de bola. No debes luchar contra la forma de ser de tu erizo, debes adaptarte a él y acercarte en medida que te lo permita. Que tu erizo se comporte con actitud defensiva contigo no significa que te odie o no te quiera, simplemente es que no has logrado ganarte su confianza y demostrarle que no debe tenerte miedo.

Erizo de tierra durmiendo sobre su dueña
Fotografía de Regina Erizabeth durmiendo, tomada por Nat Talone

Consejos para socializar con tu erizo de tierra


1. No le tengas miedo a tu erizo

Si estás nervioso o con miedo, cuando toques a tu erizo y este salte o emita algún ruido, probablemente te moverás bruscamente y eso asustará a tu erizo, será un circulo vicioso en el que tu erizo se asusta, tú te asustas, asustas aún más a tu erizo y terminan ambos asustados, con miedo a tocarse. Es importante que tomes a tu erizo estando tranquilo y calmado, de modo que si tu erizo se asusta, se eriza, salta o bufa, logres transmitirle seguridad a tu erizo de tierra. Si no reaccionas de forma agresiva o con movimientos bruscos ayudará a que tu erizo, con el tiempo, se vaya sintiendo seguro.

2. Nunca tomes a tu erizo por sorpresa

Como ya te lo mencioné, los erizos son muy tímidos y si lo tocas por la espalda y/o de forma brusca, lo más probable es que se asuste y se erice o se haga bola.

3. Toma a tu erizo todos los días

Es importante que tu erizo de tierra se vaya acostumbrando a tu presencia, es por esto que debes estar con él al menos unos 15 a 30 minutos a diario.

4. Deja que tu erizo explore

Cuando tomes a tu erizo, no tiene por qué estar permanentemente en tus manos, es bueno darle libertad y espacio para que camine, ya sea por tu cama, por tus piernas, por tu cuerpo, etc. lo ideal es que sea cerca tuyo o en lugares que tengan tu olor, para que se vaya acostumbrando a ti.

5. No toques a tu erizo donde no le gusta

Si al tomar sus extremidades se asusta o si cuando le tocas sobre su cabeza se enoja, entonces no lo hagas, tócalo donde veas que reacciona bien, las partes más comunes para iniciar son las partes sin púas, como su nariz, su frente y su vientre. A veces se pueden asustar si tomas sus extremidades con tus dedos, ya que lo pueden sentir como un ataque de un depredador.

6. Si levantarás a tu erizo, hazlo por abajo

Probablemente cuando intentes levantar a tu erizo de tierra, se erizará y te costará tomarlo, además de que se asustará y enojará. Intenta siempre tomarlo por abajo, como si tus manos fueran una espátula y tu erizo una hamburguesa, pon ambas manos abiertas, una a cada costado de tu erizo, con los dedos apuntando hacia tu erizo y ve juntando las manos suave y gradualmente hasta tomarlo.

7. Alimenta a tu erizo de tu mano

Qué mejor manera de ganarse el cariño de tu erizo de tierra que a través de su estómago. Cuando lo tomes, dale algún alimento especial, como insectos o alguno de los alimentos permitidos.

8. Juega con tu erizo en la noche

No olvides que los erizos de tierra son nocturnos y por ende se sentirán más cómodos si los sacas durante la noche, también procura tener una luz tenue y no estar en una habitación demasiado iluminada, ya que hará que tu erizo piense que es de día y trate de buscar refugio. También es una buena idea tenerle juguetes para que pueda jugar mientras está contigo.

Eriza de tierra durmiendo junto a su dueña
Nat Talone y su eriza Regina Erizabeth, descansando juntas

9. Permite que tu erizo se auto-unja contigo

Es muy posible que tu erizo quiera morder tu ropa o lamer tus manos debido a que son un olor nuevo y desconocido para él, si le permites que lo haga, seguramente realizará el ritual de auto-ungimiento, eso ayudará a que se acostumbre a tu olor y a ti. Como punto a favor adicional, cuando los erizos realizan este peculiar ritual, suelen estar distraídos de su entorno y es posible que te permita tocar su vientre mientras se unge.

10. No toques a tu erizo con las manos heladas

Siempre que vayas a tomar o tocar a tu erizo debes tener las manos abrigadas, de modo que tu erizo de tierra vea en ti una fuente de calor y perciba una sensación agradable cuando lo toques, por el contrario, si tienes las manos frías lograrás que a tu erizo no le guste que lo toques e intente defenderse de ti.

11. No permitas que tu erizo se libre de ti

Es muy posible que tu erizo no quiera que lo tomes, ni lo toques y que idealmente te mantengas lo más lejos posible de él, es por eso que entre sus muchas formas de intentar alejarte no sólo se erizará, saltará, bufará, se hará bola y quizás, aunque poco común, pueda intentar morderte, también se orinará y defecará en ti o en el lugar donde estés interactuando con tu erizo de tierra. Es muy importante que pase lo que pase, le demuestres a tu erizo que seguirás con él, aunque te pinche, te muerda o te ensucie, ya que si logra que lo dejes libre o lo devuelvas a su hábitat (casa, jaula, terrario, etc.), entonces tu erizo lo reconocerá y aprenderá que cada vez que lo tomes él debe hacer eso para librarse de ti, ya sea pincharte, morderte o ensuciarte. Si tu erizo logra reconocer ese patrón de  comportamiento tuyo, entonces comenzará a hacerlo más seguido y es todo lo opuesto a lo que estás buscando, para evitar que esto ocurra debes seguir  con tu erizo, si te ensucia te secas y limpias rápidamente, puedes tener papel absorbente a mano, y continuas socializando con tu erizo inmediatamente. Una buena forma de evitar que tu erizo se ensucie cuando lo tomes, es despertarlo y darle tiempo de caminar por su hábitat, comer, beber, y hacer sus necesidades antes de tenerlo en tus manos.

12. Dale tiempo a tu erizo para que se adapte

Si tu erizo está recién comenzando a vivir contigo o estás planeando tener un erizo de tierra como mascota, entonces debes considerar el resistirte tus ganas de estar con él desde el primer día. Debes comprender que para tu erizo, el cambio de hábitat le resulta muy brusco, todo para él es nuevo, nueva casa, nuevos olores, nuevos sonidos, nuevo accesorios, nueva distribución de su casa, debe acostumbrarse a los nuevos lugares donde está su comida y agua, etc. Todo le resulta desconocido y eso puede resultar muy estresante y por ende será aún más temeroso, ya que no se siente seguro en este entorno extraño, es por eso que es importante darle un par de días o 1 semana para que esté solo y tranquilo, de manera que su única preocupación sea conocer su nuevo hogar. Ya cuando haya pasado 1 semana aproximadamente puedes comenzar a socializar con él, de modo que cuando lo devuelvas a su hábitat tu erizo sienta que está en un lugar seguro y así no le resulte todo el proceso demasiado estresante.

13. No le hables fuerte a tu erizo

Uno de los sentido más agudos del erizo de tierra es la audición, por lo cual es muy probable que se asuste al escucharte hablar, ya que para tu erizo sonará mucho más fuerte. Háblale con un bajo volumen y de forma calmada, evita gritar si te pincha o te asusta. Con el tiempo, a medida que se acostumbre a ti y a tu voz, podrás hablarle a un volumen normal sin que se asuste, porque ya te reconocerá la voz y sabrá que no representas peligro alguno.

14. Ten mucha paciencia

El proceso para lograr que tu erizo sea dócil y permita que le hagas cariño y juegues con él sin que se asuste ni se enoje es largo, puede tomarte semanas, meses o incluso años dependiendo de cada erizo y del empeño que le pongas. Mientras más te esfuerces y seas constante siguiendo los consejos, más fácil y rápido será, pero también debes tener en cuenta que hay erizos que de por sí son más dóciles, como también hay otros que son muy tímidos o enojones y con ellos deberás tener más paciencia.

Agradecimientos especiales a Nat Talone por compartirnos y permitirnos utilizar las fotografías de su eriza Regina Erizabeth.

Artikel Terkait

Este blog fue creado para compartir información y conocimiento de interés sobre los cuidados de los erizos de tierra, datos y curiosidades.

Este es el post más reciente


EmoticonEmoticon