viernes, 23 de febrero de 2018

14 Señales de que debes llevar a tu erizo de tierra al veterinario

Categorías

Es común que ante situaciones nuevas, desconocidas o extrañas que le ocurran a tu erizo de tierra, puedas sentir la preocupación y duda sobre si es necesario o no llevarlo al veterinario. Puede ocurrirte con cosas normales como una muda de púas o con algo más preocupante como cambios en los hábitos alimenticios.  Y es que existen ciertos síntomas que deben alertarte si tu erizo de tierra los presenta, ya que suelen ser signo de que algo malo y potencialmente grave le está ocurriendo o le puede ocurrir si no se trata a tiempo.

Erizo de tierra en el veterinario por una herida autoinfligida

¿Cuándo debo llevar a mi erizo de tierra al veterinario?

Para ayudarte a saber si lo que ocurre a tu erizo requiere de una visita al veterinario, te presento aquí una lista de síntomas que son preocupantes si tu erizo de tierra los sufre, de modo que cuando los veas no aplaces la visita al veterinario en espera de respuestas por internet y acudas lo antes posible con un veterinario especialista en exóticos.
  1. Heridas: cualquier herida con sangrado es motivo de preocupación, donde no sólo es importante curar la herida, también debes descubrir qué lo provocó para poder evitar que ocurra de nuevo.
  2. Estrangulaciones: un problema habitual en erizos de tierra, es la estrangulación de sus extremidades producto de hilos o pelos que se enredan en sus patas, es muy importante evitar estas situaciones y si ocurre debes llevar a tu erizo al veterinario lo antes posible, ya que este tipo de estrangulaciones puede requerir amputación si no se trata a tiempo.
  3. Lesiones: si ves que tu erizo presenta alguna lesión de cualquier tipo, por ejemplo, una pata que no puede estirar bien, entonces es necesario que lo lleves al veterinario para averiguar el motivo de esto y tratarlo.
  4. Enfermedades: los erizos no son buenos demostrando sus enfermedades, por eso ante cualquier cambio en su comportamiento es importante que lo lleves al veterinario, ya sea que come menos, no defeca, no orina, no bebe agua, no se ejercita en su rueda, etc.
  5. Bultos extraños: lamentablemente no es extraño que los erizos puedan presentar tumores o abscesos, por lo que es importante que ante cualquier bulto o protuberancia extraña, acudas lo antes posible al veterinario.
  6. Falta de apetito: si tu erizo deja de comer o comienza a comer mucho menos, es una clara señal de que algo le está ocurriendo, puede ser tanto una enfermedad como un problema físico, por ejemplo que se le haya roto un diente y comer le cause dolor.
  7. Reducción de la actividad: cuando un erizo deja de ejercitarse de forma repentina o comienza a ser mucho menos activo, suele ser señal de que algo lo está incomodando, por lo cual prefiere moverse menos.
  8. No defeca ni/u orina: esto es algo de gran gravedad, requiere de una visita al veterinario lo antes posible, ya que rápidamente podría convertirse en un problema mucho mayor.
  9. Dificultad para realizar sus actividades diarias: ya sea para caminar, comer, dormir, defecar, orinar, entre otras, este tipo de dificultades requieren de atención veterinaria, ya que es posible que se trate de una enfermedad que se estuvo ocultado y que solo has logrado ver ahora que tu erizo presenta problemas visibles en su comportamiento.
  10. Presencia de sangre: cualquier sangrado en tu erizo es motivo de alerta y requerirá de la atención veterinaria adecuada, ya sea por heridas, sangre en sus heces, orina con sangre, etc.
  11. Pérdida de púas en exceso o con piel: aunque durante el primer año de vida es normal que tu erizo de tierra tenga perdida de púas debido a un proceso natural de cambio de púas, cuando esto ocurre sobre el año de edad, ocurre en exceso, se caen en grupo (con piel) o quedan zonas del cuerpo sin púas (zonas peladas) es una clara señal de que algo anormal está ocurriendo y es importante que se trate antes de que empeore, si tu erizo recibe el tratamiento adecuado a tiempo podrá recuperar sus púas.
  12. Aumento de la agresividad: un aumento de la agresividad puede deberse a que tu erizo esté sintiendo dolor en alguna parte de su cuerpo, por lo cual, cuando lo tocas este dolor puede aumentar y se sentirá atacado, eso hará que intente defenderse, ya sea haciéndose bola, mordiendo o saltando.
  13. Ingesta de algo tóxico: cualquier consumo de algún veneno ya sea líquido o sólido, así como el comer alimentos prohibidos como cebolla, ajo, ají, chocolate, entre otros, puede ser realmente tóxico para tu erizo de tierra y requerirá de atención veterinaria de urgencia. El daño que le pueda causar dependerá de lo que haya ingerido, la cantidad que haya consumido y el tiempo que tarde en recibir la atención adecuada.
  14. Preventivamente: siempre es bueno prevenir y con la salud de nuestras pequeñas mascotas no es la excepción, lo recomendable es que lleves a tu erizo de tierra a un control veterinario cada 6 meses o al menos una vez al año, para llevar control de su salud general, como su peso, su salud oral, enfermedades ocultas, presencia de masas extrañas, etc.

Observación

Debes tener en cuenta que los síntomas antes mencionados no son los únicos que requieren de una visita al veterinario, pero sí son algunos de los más evidentes visualmente y los que más suelen preguntar. Es por esto que si algo en tu erizo te preocupa o llama la atención, lo más recomendable es acudir al veterinario. Hay una frase muy sencilla que te ayudará mucho a mantener bien la salud de tu erizo de tierra: "si piensas que deberías llevar a tu erizo al veterinario o te preguntas si acaso es necesario, lo más probable es que lo sea". Así que no dudes en acudir con los especialistas en exóticos, porque ellos son quienes mejor pueden aconsejarte sobre el cuidado particular que necesita tu pequeña mascota en sus condiciones actuales.

Artikel Terkait

Este blog fue creado para compartir información y conocimiento de interés sobre los cuidados de los erizos de tierra, datos y curiosidades.


EmoticonEmoticon